El aborto: la vergüenza de nuestra época

InfoCatólica
Nuestra época puede sentirse justamente orgullosa de muchas cosas: asombrosos adelantos de tipo técnico, prosperidad económica o la creación de organizaciones internacionales para tratar conjuntamente los problemas mundiales.

Estos logros, sin embargo, pueden enmascarar terribles carencias. La legitimidad y la salud moral de una sociedad se miden, ante todo, por su actitud ante los pequeños y los débiles. Y, en ese aspecto, la situación de nuestro mundo y, en particular, de nuestras sociedades occidentales no podría ser más desoladora.


En todo el mundo, se producen unos 45 millones de abortos provocados al año, es decir, muchas más muertes que en las peores guerras de la Historia.

Como dice el título de este libro, el aborto es la vergüenza de nuestra época. Una vergüenza que todos los aspectos positivos de nuestras sociedades no pueden borrar ni ocultar. Nuestros nietos se preguntarán cómo pudimos tolerar lo intolerable y el dedo acusador de la Historia nos señalará a través de los siglos.

Este libro está formado por una recopilación de los mejores artículos relativos al aborto de los colaboradores del portal InfoCatólica.

Puede comprar el libro haciendo clic en el siguiente enlace. Será dirigido a otra página web de total seguridad donde se le pedirán los datos correspondientes.

Edición en papel: 12,50 €

Kindle: 4,00 


Si tiene dudas sobre el proceso de compra, encuentra alguna dificultad o le gustaría pagar mediante transferencia bancaria, póngase en contacto con nosotros en info@vitabrevis.es


Autor: Bruno Moreno Ramos, Luis Santamaría del Río, Luis Fernando Pérez Bustamante, Miguel Serrano Cabeza, Juanjo Romero, Guillermo Juan Morado, Remedios Falaguera, Luis Ignacio Amorós, Pedro Trevijano Etcheverría, Daniel Iglesias Grézes, Isaac García Expósito, Eleuterio Fernández Guzmán, Patricio Acevedo, Fernando Sebastián Aguilar, Jose María Iraburu y Maricruz Tasies-Riba
Colección: InfoCatólica
Primera edición: Marzo de 2011
Número de páginas: 203
Dimensiones: 15 cm x 22,5 cm
ISBN: 978-1-4466-2333-6

11 comments:

Anónimo dijo...

No, la mujer si no tiene los recurso y trae al mundo a un feto, que no va a poder vivir bien, se ahorra el sufrimiento de ver a su hijo sufrir, y la iglesia a los jovenes ya no nos comen el cerebro, ni somos ignorantes solo buscamos la verdad y nada de cuentos.

Anónimo dijo...

Hola, al comentario del 27 de julio, no se trae al mundo un "feto"... nace un niño, un ser humano, igual que lo fuiste tu!

Anónimo dijo...

Me parece que la Iglesia no tendría mucho de lo que alimentarse si todos los jovenes fueran como tú. Informate sobre lo que es un feto. Informate sobre cuando empieza la vida ( ADN diferenciado). Informate y no hagas comentarios que dan verguenza ajena.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

La Iglesia defiende la vida del no nacido, el bebé en el seno materno, que es auténtica vida humana desde la fecundación, un ser humano vivo único e irrepetible, con caracteres genéticos únicos. Nos escandalizamos con los exterminios comunista y nazi, y tenemos al lado otro más atroz aún, matar bebés humanos. Es espantoso.

Anónimo dijo...

si, contra todo debe defenderse la vida desde el instante de la concepcion

Bazán dijo...

Y qué es la verdad administrada por el Estado, quien se hincha los bolsillos con sangre de personas que los divide una ligera capa de piel entre una mujer y el mundo? Enajenados a una ideología de muerte que defiende intereses monetarios de algunos políticos corruptos y sin escrúpulos.
"la iglesia a los jovenes ya no nos comen el cerebro" Claro, la Iglesia no come porquerías, limpia la porquería de sus hijos!!!

Vicente Valentín dijo...

Lamentablemente a muchos jóvenes le han carcomido el cerebro con libertinajes, consumismo y el egoísmo del YO, por eso ahora defienden el aborto, y no piensan que si no fuera por la Iglesia Católica que lucha contra toda corriente, contra grandes grupos de poderes económicos, por la Vida Humana, quizá su Madre lo hubiera abortado a El y nunca hubiera nacido; y quizá hubiera hecho un bien a este mundo. Viva la Vida, NO al aborto.

Anónimo dijo...

En futuras ediciones de "Santos por las calles de Nueva York", recuerde que el arzobispo de esta sede nombrado cardenal por Pío XII en 1946 era Francis Joseph Spellman y no Terence James Cooke, que fue promovido a esta dignidad por Pablo VI en 1969. Spellman falleció en 1967 y Cooke en 1983.

Anónimo dijo...

Yo he visto al SEÑOR en varias ocasiones, y a l VIRGEN MARIA en menos ocasiones, y el aborto es un PECADO HORRIBLE, y cuidado con la JUSTICIA DE DIOS. Todo aquellos que os animan al aborto son enemigos del altísimo y reman en favor del diablo. Puede que no lo creas y estas en tu derecho, pero tranquilo que no estoy mal de la azotea. REZA y ACERCATE AL SEÑOR en las peores dificultades, QUE EL JAMAS TE ABANDONARA. Y recuerda que la brevedad de la vida y que seremos juzgados con nuestras obras. Y de este mundo no nos podremos llevar nada ni un bolígrafo, pero si todo el bien hecho. Un abrazo y animo siempre, pues " jamás " te has de rendir.

Anónimo dijo...

si dios no abandona en las dificltades, por que deja que violen a una niña de 3 años, de 4, de 5, de 6,7,8,9... donde estaba dios en ese momento? tomandose un descanso? si dios no nos abandona, por que hay pobreza y enfermedades... que pasa si me violo mi padrastro y quede embaraza?
que pasa si el niño que traigo al mundo se muere de hambre?
que pasa si es la vida del bebe o la mia?
Si al aborto... que en mas de una ocasión ayudara bastante...

Publicar un comentario

¿Quiere dejar su opinión sobre este libro?

 
Vita Brevis. Diseño web por AMR