Consideraciones sobre la investigación científica

José Mª Albareda
Durante años, la figura de José María Albareda ha permanecido en el olvido, en buena parte por el hecho de ser sacerdote y, además, pertenecer al Opus Dei. Su labor callada y eficaz en favor de la ciencia en España desmiente el mito, tan extendido, de la incompatibilidad entre la fe y el conocimiento científico.

La labor de Albareda en el campo de la Edafología, la Geología y la Química lo convirtieron en uno de los grandes hombres de ciencia de su tiempo.




Como primer Secretario General del CSIC, fue uno de los protagonistas de la investigación científica en España durante tres décadas. Sus Consideraciones sobre la investigación científica constituyen un testimonio de primera magnitud para comprender la Historia de la Ciencia española y europea y contienen también pensamientos de valor imperecedero para los científicos de todos los tiempos. 


Edición en papel: 22,50 €

Edición electrónica (pdf): 4,00 €


Si tiene dudas sobre el proceso de compra, encuentra alguna dificultad o le gustaría pagar mediante transferencia bancaria, póngase en contacto con nosotros en info@vitabrevis.es

Autor: José María Albareda
Edición y prólogo: Alfonso V. Carrascosa
Primera edición: Diciembre 2011
Número de páginas: 284
Dimensiones: 22,5 cm x 15 cm
ISBN: 978-1-4710-2604-1

6 comments:

Anónimo dijo...

Entonces porque no admiten la evolucion, tiene mas logica que la creacion, y ademas, que joven se cree eso de la creacion, ya no somos ignorates como antes

Anónimo dijo...

Parece que Dios creó (Él sabrá cómo; las personas van sabiendo cada vez más aunque en su posibilitación-limitación natural de ser-formar-tener parte de la propia naturaleza que conocemos-estudiamos) la naturaleza de la que nosotros somos-formamos-tenemos parte pero la creó con la capacidad de evolucionar-cambiar, adaptarse.... Por tanto, parece que la naturaleza o parte de la misma es dinámica, no estática, no inmodificable. Parece que se transforma en función de las condiciones internas de ella misma y externas a ella misma y que condicionan su propia existencia-su propio ser cuya forma puede variar en función de todo ello y de nosotros mismos en interacción-siendo con-la propia naturaleza y sus-nuestros condicionantes internos y externos biológicos, psicológicos, educativos, sociales, culturales, económicos, políticos, éticos, morales, espirituales...

Flor dijo...

¿Y quién dijo que los católicos no admitimos la evolución? Hay denominaciones protestantes que sí la rechazan, pero antes de hablar deberías informarte... para ser menos ignorante ;)

Ver aquí:
http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/messages/pont_messages/1996/documents/hf_jp-ii_mes_19961022_evoluzione_sp.html

Anónimo dijo...

Es tan dificil pensar que no hay un Creador? Los gorilas
tienen el 97.3% igual al humano.Dios Padre Ntro. Sr. nos
dio a nosotros el 2.7% restante para ser diferentes de
ellos.No es fantastico esto ANONIMOS?
Alberto
Argentina

Anónimo dijo...

Los católicos aceptan la evolución. Mejor dicho, si la aceptan o no, no se contrapone con el credo de creencias que los hace católicos. Saludos a todos los de asta página!

Anónimo dijo...

Primer anónimo. No haga el ridículo. El evolucionismo es ideología disfrazada de ciencia. El creacionismo, por el contrario, está mucho mejor argumentado tanto desde el punto de vista de las ciencias experimentales, como desde la filosofía seria y la teología.
Chimo

Publicar un comentario en la entrada

¿Quiere dejar su opinión sobre este libro?

 
Vita Brevis. Diseño web por AMR